Andrei Karlov, embajador de Rusia en Turquía, murió el lunes 19 de diciembre de 2016 tras ser tiroteado en una galería de arte en Ankara. Al parecer, este hecho está vinculado con la intervención militar por parte de Rusia en el conflicto de Siria. Según se informó, un atacante empezó a abrir fuego contra Karlov, quién tenía 62 años de edad, mientras él daba un discurso en una galería de arte de la capital turca.

Muere Andrei Karlov luego de ser tiroteado en una galería de arte en Turquía

Este suceso se difundió por diversos medios a través de un video, en el que se ve al embajador turco dando un discurso. En algún momento del video se escuchan disparos y se ve caer a Karlov al suelo, tras ser tiroteado en una galería de arte en Ankara. Posteriormente, la cámara que estaba filmando la escena retrocede, enfocando así a un hombre de traje y corbata gritando y agitando una arma en su mano.

Por lo que se puede notar en el video, al atacante se le puede oír mencionar algo acerca de Alepo, la ciudad siria que el gobierno de dicho país le logró quitar a los rebeldes que se le oponen gracias a la ayuda de bombardeos de la fuerza aérea de Rusia.

Según palabras del atacante, mencionó: No olviden a Siria. No olviden a Alepo, frase que acompañó con la típica expresión de los musulmanes Allahu Akbar, que significa Dios es grande.

El alcalde de Ankara informó que dicho atacante es un policía que se encontraba fuera de servicio y que laboraba en dicha ciudad. En el suceso, resultaron heridos otros asistentes al acto que se realizó en la galería de arte de Ankara.

Maria Zakharova, portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, mencionó que Rusia considera lo ocurrido como un acto terrorista, el cual será llevado como objeto de discusión al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

Dejar respuesta