El temporal ha sido el peor de los fenómenos que ha azotado a España en las últimas décadas y el día de ayer se cobró 2 vidas más en Valencia. En una cueva de la localidad de Xàtiva, un hombre de 57 años fue rescatado pero murió horas después en el hospital donde estaba siendo atendido.

La víctima, proveniente de Córdoba, tenía meses viviendo en la ciudad, en un lugar llamado el Collar de la Paloma, con un amigo. Como discutieron con la dueña de la casa decidieron irse de allí y vivir en una cueva donde ya llevaban meses. Al parecer como el compañero no sabía nada de él, llamó a las autoridades. Los policías lo rescataron al final de la cueva, con síntomas de hipotermia producto de la inundación.

Por otro lado, un hombre de 64 años falleció en Enguera, después que su automóvil fuera arrastrado por las fuertes corrientes de agua en la rambla Vito Conejo. Con esta última pérdida ya son 4 las víctimas que ha dejado el temporal desde el pasado viernes que empezó a afectar la localidad.

Desbordamiento de ríos

Después las excesivas lluvias durante el fin de semana, provocaron que varios ríos se desbordaran, obligando así a abrir las compuertas de los pantanos para evitar colapso, la Asociación de bomberos de España (ConBé) logró desalojar las zonas adyacentes. Los servicios de rescate estuvieron trabajando duro para poder salvar la vida de las personas atrapadas y sacar a los vecinos de la zona para evitar situaciones peores.

En la mañana siguiente la situación empeoró, ya que el aviso de riesgo importante pasó al nivel rojo, es decir, riesgo extremo, ya que se esperaban fuertes precipitaciones en el norte de Alicante y en el sur de Valencia, así como también vientos de 100 kilómetros por hora. Y así mismo sucedió, puesto que el Júcar se desbordó a la altura de Alberic y Alzira. Así también el Clariano superó su capacidad y se desbordo en la localidad de Ontinyent.

Dejar respuesta