Cuando hablamos de emprendedor online tenemos una palabra que nos da una idea remota de lo que trata, “online” es lo que define por dónde apunta su negocio el emprendedor y en que ambiente se mueve. Por lo tanto el emprendedor online es quién emprende un negocio o proyecto como web, blog, tienda online, etc, en Internet y vive de esto. Hoy en día Internet parece ser una mina de oro infinita, que muy pocos saben aprovecharlo, aquí vemos donde entra en juego el emprendedor online.

Emprendiendo desde cualquier parte del mundo

No quiero decir que el emprendedor online es ni más ni menos que un emprendedor común, al contrario comparten miles de cosas, yo diría que en un 90% son similares, la paciencia, la creatividad, la pasión, el networking, son palabras que para los dos son más que comunes en su vida cotidiana. La mínima diferencia existe que el emprendedor online obviamente, es más activo en el sector informático, se mueve en el ambiente 2.0 como si fuera su oficina y su mundo de negocios.

El emprendedor online al igual que un emprendedor, tiene que gestionar sus tiempos y organización de la empresa. Para lograrlo lleva demasiado tiempo y más cuando tu negocio es online y depende de tiempos extranjeros donde los horarios son totalmente diferentes. Una de las “ventajas” que podemos sumarle al emprendedor online es su facilidad a la hora de elegir un lugar de trabajo, lo puede ser su casa, una plaza, un bar, cualquier lugar que disponga, pero siempre atado a la señal wifi.

El emprendedor sea online o no tiene en todo momento que hacer una investigación de mercado, un análisis de lo que lo rodea y a que público va a ir dirigido. La idea de emprendedor puede sonar convencional y la de emprendedor online un poco más actual, pero hoy en día es común ver de los dos. La inversión en todo caso del empresario 2.0 puede ser al principio más económica ya que por el momento sólo necesita un computador o un ordenador portátil. Aquí es donde se puede sacar ventaja, en la inversión. Aunque el mercado hoy en día en Internet es inmenso y lleva tiempo hacerse de un nicho, haciendo que se demore un poco más de lo convencional el poder ver algo de dinero.

Para terminar el mundo de Internet va cambiando constantemente, esto hace que el emprendedor online se tenga que amoldar constantemente a cualquier circunstancia laboral. Eso lo hace todo un luchador.

Dejar respuesta