El Instituto de Educación Secundaria La Patacona de Alboraya, en Valencia, llevaba tiempo sufriendo los problemas de espacio del centro. Desde hacía años el número de alumnos no dejaba de crecer y el anterior instituto se había quedado pequeño. Las aulas ya no eran suficientes y muchas presentaban un gran número de alumnos.

Para solucionar el problema, se instalaron barracones de uso temporal en el centro. Si bien es cierto que esta medida consiguió ampliar el espacio, las calidades y servicios que ofrecían eran muy deficientes. Esto provocó el malestar de alumnos y padres que llegaron a protestar por la situación en la que estaban estudiando los chicos.

Ante tal descontento, el centro encontró una solución mejor:módulos prefabricados de alta calidad. Olvídate de la idea que puedas tener de este tipo de instalaciones porque La Patacona cuenta ahora con unas instalaciones de primera alabadas por otros centros de la zona

Un edificio modular de calidad

Algeco, fabricante de módulos prefabricados y baños portátiles fue el encargado de crear e instalar el edificio modular que se instaló en el lugar de los barracones.

Se trata de 684m2 construidos con la Gama Progress I, que cuenta con acabados de alta calidad muy superiores a los de los antiguos barracones. Gracias a este nuevo edificio se puso ampliar el espacio disponible para las actividades del instituto.

Las instalaciones nuevas están formadas por cuatro clases de secundaria, dos talleres para electrónica, una para informática y hasta un salón de actos. Todas estas nuevas aulas están aisladas acústicamente y también cuentan con un tratamiento especial térmico para evitar las humedades y mejorar el aislamiento del exterior. Además, cuentan con unas prestaciones tecnológicas superiores a las que el centro tenía con anterioridad.

Por si fuera poco, la funcionalidad se junta con el diseño y el buen gusto. Los acabados de la nueva estructura no tienen nada que envidiar a cualquier otra fabricación. Al contrario, han recibido comentarios muy positivos tanto por los padres como por los alumnos y la dirección del centro.

Alumnos colegio

Una obra hecha en tiempo récord

Para evitar entorpecer el normal funcionamiento de las clases, las obras se realizaron durante las vacaciones de verano. Esto suponía un reto muy importante para Algeco que tenía solo dos meses para realizar toda la ampliación antes del comienzo del nuevo curso escolar.

Sin embargo, la experiencia de la empresa unido a las características propias de la arquitectura modular hicieron posible terminar a tiempo para el inicio de las clases a principios de septiembre. Un récord en el tiempo de ejecución y un éxito absoluto cuando los padres y alumnos vieron las nuevas instalaciones. Atrás quedaron los barracones temporales y el espacio insuficiente para agrado de todos, incluida la dirección del centro.

Talleres colegioCon esta actuación el Instituto de Educación Secundaria La Patacona de Alboraya, se convierte así en el claro ejemplo de que los colegios modulares pueden ser una realidad sin tener que dejar de lado la calidad y el confort. Además, este sistema de módulos permite ir ampliando las aulas según las necesidades sin tener que hacer una inversión precipitada.

Sin duda una apuesta segura cuando se cuenta con grandes profesionales del sector para llevarla a cabo.

Dejar respuesta