¿Cómo elegir una caseta de jardín?

Un garaje demasiado lleno, una casa llena y demasiadas cosas. ¿Está cansado de no poder guardar sus herramientas de jardinería, bicicletas y sillas de jardín cuando llega el invierno? Es hora de estudiar las ventajas de instalar una caseta de jardín. Y sí, puede que no lo hayas pensado, ¡lo hemos hecho por ti! Además de tener un aspecto estupendo y añadir encanto a su jardín, también le servirá como almacén. Podrás poner y guardar todas las cosas que te han estado molestando durante años.

Pero el cobertizo de jardín también puede ser la solución perfecta para crear tu propio cuarto de manualidades personal. De madera, de metal, de resina, tradicionales o contemporáneos, pequeños o grandes, hay multitud de modelos para todos los gustos y presupuestos. Ahora le ayudaremos a elegir la caseta de jardín ideal para su región, sus necesidades y su exterior.

¿Para qué se utilizará su futura caseta de jardín?

La instalación de casetas de jardín tiene una finalidad específica, por lo que es importante determinar el uso que le va a dar antes de elegir el modelo y el tamaño que mejor se adapten a sus necesidades. Un cobertizo de jardín puede utilizarse con fines muy diversos: puede servir simplemente como almacén, como habitación para trabajar tranquilamente en el jardín o para hacer chapuzas, como cocina de verano o como espacio habitable que puede utilizarse en todas las estaciones. El uso elegido determinará el tamaño de la caseta, los materiales que se utilizarán, la necesidad de equipamiento adicional y la configuración.

¿Qué tamaño debe elegir para su caseta de jardín?

Una vez determinado el uso de su futura caseta de jardín, es importante elegir la superficie adecuada en función del espacio del que disponga en su parcela. Estas son las 3 dimensiones importantes que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un cobertizo:

  • La superficie interior: se refiere a la superficie útil real dentro de su cobertizo.
  • La superficie exterior: representa las dimensiones exteriores del refugio sin el voladizo del tejado.
  • La superficie total: indica la superficie total que ocupará la futura caseta de jardín en su terreno. Para calcularlo, debes incluir los voladizos del tejado y la cumbrera, que es la parte más alta de la estructura.

Para definir la superficie ideal, le aconsejamos que enumere el equipamiento que desea guardar en el interior o los accesorios que imagina para hacer una sala de estar o un cuarto de bricolaje, por ejemplo. Los cobertizos de menos de 7m2 se recomiendan para almacenar equipos pequeños. En cambio, si desea crear un espacio habitable, debería optar por un cobertizo de más de 15m2.

¿Qué forma debe tener una caseta de jardín?

Su caseta de jardín desempeñará un papel importante en el ambiente de su jardín, por lo que es esencial pensar en la forma ideal. La forma general, tejado plano o no, puerta sencilla o doble, ventanas o no, le ayudarán a tomar la decisión correcta. Los modelos de cobertizos también varían en cuanto a accesorios.

Calificada durante mucho tiempo de “antiestética”, la caseta de jardín forma ahora parte de la decoración exterior, por lo que ya no se trata de esconderla al fondo del jardín, detrás de la vegetación, sino de adelantarla. Por eso, la forma de su futura caseta de jardín desempeña un papel importante en su elección final.

¿Qué materiales elegir para su caseta de jardín?

Al comprar una caseta de jardín, tendrás que elegir el tipo de material: madera, metal o resina. Es importante elegir el material en función de su región y su terreno. La elección del material también es importante en cuanto al mantenimiento que requerirá.

Los cobertizos metálicos de jardín suelen elegirse para el almacenamiento. Los cobertizos metálicos no son muy atractivos, pero son muy fáciles de montar y constituyen una buena opción para su mantenimiento. Una caseta de jardín metálica suele ser más asequible que una caseta de jardín de madera. Aun así, es aconsejable aplicar un inhibidor de óxido o pintura de hierro para garantizar una larga vida útil. En cuanto a los acabados, el acero se galvaniza y luego se laca para mejorar su aspecto. Los cobertizos metálicos para jardín se han puesto más de moda que antes gracias a un diseño más contemporáneo.

La caseta de jardín de madera es la más popular por su tacto natural y cálido, su atractivo estético es muy apreciado en un jardín. Generalmente de madera de abeto, su precio suele ser más elevado que el de una caseta de resina o metal. Los cobertizos de madera maciza son fáciles de acondicionar y de habitar, ya que tienen excelentes propiedades aislantes. Existe una amplia gama de modelos de madera entre los que elegir, lo que permite una gran variedad de estilos. La principal desventaja es que requiere un mantenimiento más o menos frecuente. Es mejor elegir una caseta de jardín de madera autoclave, que es imputrescible y a prueba de insectos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *