5 consejos para construir una cocina saludable

La alimentación saludable es un estilo de vida determinado. Se necesita algo más que comprar alimentos saludables o hacer planes para cocinar desde cero. Tienes que configurar físicamente tu entorno para lograr tus objetivos de bienestar.

Al igual que con cualquier elección de estilo de vida, tu mente y tu cuerpo necesitan señales externas que te ayuden a guiarte en la dirección correcta. Ya sea durmiendo con la ropa de gimnasia para ir al gimnasio por la mañana o dejando tu diario en la mesilla de noche para que te acuerdes de escribir cada noche, nuestros entornos marcan una gran diferencia en nuestras acciones.

Es lógico que la configuración de nuestra cocina pueda ayudar o dificultar nuestros hábitos alimenticios saludables. Hoy comparto mis 5 consejos de Lekue para construir una cocina saludable y feliz en tu propia casa.

APILA LOS PRODUCTOS

Tener frutas y verduras frescas en casa en todo momento hace que sea más probable que recurras a esos alimentos como ingredientes para los tentempiés y las comidas diarias. Incluso si no compras productos frescos, las verduras congeladas y las opciones enlatadas (sin sal ni azúcar) pueden ser convenientes e igual de nutritivas. Intenta preparar frutas y verduras los fines de semana para que te resulte fácil tomarlas como tentempiés e ingredientes para cocinar durante toda la semana.

ORGANIZA LA DESPENSA

Una despensa/nevera limpia y ordenada, en la que puedas encontrar todo fácilmente y ver exactamente lo que tienes, te prepara para cocinar opciones saludables. Coloca los ingredientes saludables en el centro y a la altura de los ojos para que sea más probable que elijas esos alimentos para prepararlos. Las personas actúan en base a señales visuales… ¡tienes que VER lo que tienes en tu despensa para poder utilizarlo! Mejor aún, mantén los alimentos poco saludables fuera de tu armario (o en su mayor parte). Si no compras chatarra, no puedes cocinar con chatarra.

ABASTÉCETE DE ESPECIAS

Olvídate de los aliños, adobos y salsas precocinados. Abastece tu cocina con hierbas frescas y especias secas para dar sabor a tu comida de forma natural y saludable. Las especias y las hierbas tienen muy pocas calorías, están llenas de vitaminas y minerales, y añaden mucho sabor a los alimentos que, de otro modo, podrían resultar insípidos por sí solos. Además, las hierbas y las especias están hechas exactamente de lo que son de la tierra. No hay ingredientes “falsos” ni aditivos extraños a la vista. Se necesita menos sal y mantequilla cuando se tienen especias frescas y sabrosas a mano.

APRECIA TUS ELECTRODOMÉSTICOS

No escondas tus aparatos de cocina de lujo bajo las encimeras o en los armarios. Mantén el exprimidor, la olla de cocción lenta y otros aparatos de cocina donde se puedan ver y utilizar con frecuencia. Realmente harás ese zumo o esa comida de pollo y verduras de cocción lenta si no tienes que rebuscar en los armarios para sacar tus aparatos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *