Consejos para cambiar un refrigerador

Muchas veces nos encontramos que el refrigerador al ser tan grande donde llego se quedó, pero con el uso y diferente amueblamiento vemos que puede tener otro lugar más funcional.

También puede pasar que quieras limpiar o que se te haya caído algún objeto detrás de él y lo tienes que rescatar.

Consejos para cambiar un refrigerador

Es por esto que te pasamos algunos consejos de cómo cambiar un refrigerador en forma segura tanto para ti como para nuestro refrigerador.

Comenzaremos vaciando todo su interior esto no solo de los alimentos que puedes tener dentro del sino también de todos los estantes, bandejas y parte móviles de interior del refrigerador.

Como a la vez de comenzar a vaciarlo te vas a poner a limpiarlo seguramente porque encontrar que siempre algo se volcó y no nos habíamos dado cuenta deberemos desconectarlo de la electricidad así lo podremos limpiar con más seguridad y tranquilidad.

Para asegurar que las puertas no se habrán al momento de moverla que es muy habitual puedes sujetar las puertas o atándolas con alguna cuerda con suncho o también puedes pasarle papel film como si la estuvieras embalando, de esta manera sabrás que no se van a abrir en el momento de cambiarla de lugar.

Siempre los movimientos serán en posición vertical, nunca de costado o hacia atrás porque esto podría dañar el motor no te olvides que su motor contiene gas y debe permanecer de forma vertical para no dañarlo.

Si puedes colócale unos carros especiales para cocinas y heladeras que suelen venderse en ferreterías y almacenes de enceres para el hogar donde tiene ruedas con trabas donde el traslado es más practico incluso al momento de lavar el piso la puedes correr suavemente y sin fuerza.

Esto te dará mayor seguridad y una vez en el lugar la trabas y no se mueve.

Siempre elige para tu heladera lugares que no sean muy encerrados ya que tienen los motores en la parte de atrás deja un espacio para que circule el aire entre la pared y la heladera para tener una mayor vida del motor.

Cómo reciclar sillas metálicas

Muchas veces nos quedan de nuestras abuelas las sillas metálicas muy bellas y fuertes que tenían en los jardines o patios. También hay un estilo que son plegables este tipo de sillas fuertes pueden llegar a ser ideales para la cocina en caso de tener lugar ideales las de jardín donde jugaremos con almohadones de diferentes colores según el estilo de cocina que tengamos.

Reciclar sillas metálicas

Las plegables ideal para una cocina más pequeña donde la abriremos a la hora de comer o tomar un café y luego cerrarla para dar mayor lugar.

Siempre este tipo de sillas necesita un mantenimiento es por eso que debes tener a mano para ponerlas en condiciones: pintura para metal, sellador, servilletas de papel, adhesivo para telas, papel de diario.
Primero deberemos comprobar que la sillas estén en condiciones no solo con la limpieza sino que de ser plegables su funcionamiento de cierres este bien.

Colocaremos el papel diario en el piso para cubrir después la lijaremos un poco, retirando toda pintura vieja o en mal estado luego pasaremos un trapo seco para retirarle todo el polvo si ves que es necesario puedes también lavarlas con manguera para retirarle cualquier elemento que haya quedado.

La deberás dejar secar bien en caso de que las mojes una vez secas, podrás colocarlas sobre el papel de diario y comenzarlas a pintar.

Para no usar pincel puedes elegir los aerosoles, deberás leer sus consejos ya que cada uno tiene sus propias técnicas.

En caso de que te agraden con brillo le das una capa de pintura opaca del mismo color y cuando esta seca esta capa le pasas una capa de pintura brillante la dejas secar mejor si es de un día para otro y le puede colocar sellador en aerosol para una mejor duración de pintura.

Esto te ayudara a que la pintura dure mayor tiempo es muy posible que la pintura en aerosol te lleve por lo menos un aerosol por silla.

A la vez puedes hacerle almohadones que pueden combinar con las cortinas de la cocina, con el mantel o con algún color diferente al que pintaste tus sillas para convertir tu cocina en tu propia decoración.

Consejos de alfombras en la cocina

Si te agradan las alfombras por sus colores o también para darle otro toque de decoración en tu cocina acá te damos algunos consejos para que tú elijas tu mejor opción para tu propia cocina.

Consejos de Alfombras en la Cocina

Primeramente deberás que tipo de material eliges las que están realizadas con materiales sintéticos vienen en tamaños un tanto angostos pero este tipo de material por lo general resisten más las manchas que otro tipo de materiales, se pueden lavar con mayor facilidad y por lo general no necesitan más que agua y jabón neutro por lo general las que más lavado necesitan son las que tenemos al frente del fregadero, y delante de la heladera y cocina puedes colocar si te permite la cocina una alfombra central para darle ayudarte en caso de caídas al piso que sea un contenedor a los golpes.

Debes elegir aquellas alfombras que son más tupidas porque siempre estas paradas frente al fregadero por un buen rato esto te dará no solo calidez cuando esta frio sino que también estarás más cómoda sobre ella.

También la puedes colocar en donde si algún plato o taza se te cae al suelo está la reciba de forma más segura que si cae al piso en forma directa.

Elige una alfombra con calidez, color que te dé a tu cocina no solo un objeto más sino que resalte como un artículo de decoración para darle un toque personal y único.